El movimiento de mujeres y feminista en América Latina y el Caribe puso en agenda el tratamiento histórico de las desigualdades y la lucha contra la invisibilización de las mujeres en la producción de saberes críticos y emancipadores.

El derecho a la educación es uno de tantos espacios de disputa frente al sistema heteropatriarcal capitalista dominante y, simultáneamente, una herramienta con potencial transformador para caminar hacia una formación antirracista, antisexista y antihomofóbica.

Las escuelas, especializaciones, diplomas y seminarios que impulsa el Equipo de la Secretaría Ejecutiva en diálogo con las Redes Temáticas, los Grupos de Trabajo y los Centros Asociados incorporaron la pedagogía feminista interseccional y el impulso de la deconstrucción de la categoría mujer, apelando a la diversidad que nos constituye con respecto a la raza, el género, la clase, la orientación sexual y las teorías feministas situadas en nuestro suelo.

La Secretaria Ejecutiva asume el compromiso histórico de revertir la desigualdad existente en los espacios de formación, ampliando -a través de la Red de Posgrados- las propuestas y temáticas basadas en una política de equidad de género.