clacso.org

Comunicado frente a la situación de violencia contra organizaciones estudiantiles y profesorales de las Universidades Públicas de Colombia

El Comité Directivo de CLACSO y la Red de Centros Miembros de CLACSO en Colombia rechazamos el asesinato, los atentados y las amenazas a la vida de los líderes y lideresas sociales, así como de la población excombatiente firmante del Acuerdo Final de Paz, comprometidos con la defensa de sus comunidades y territorios y la construcción de sociedades democráticas y con garantías para el goce de una vida digna y en paz.

Expresamos nuestra solidaridad con las organizaciones profesorales y estudiantiles de las universidades públicas, que vienen siendo víctimas de amenazas, persecuciones y atentados por su accionar en defensa del derecho a la educación, de la autonomía universitaria y del ejercicio del derecho a la protesta con garantías democráticas. De manera especial, rechazamos la violencia que ha sido ejercida recientemente contra la comunidad educativa de la Universidad de Antioquia y que se expresa, entre otras cosas, en el repudiable comunicado que circula desde el pasado 2 de marzo.

Además de las amenazas, el 4 de marzo de 2020 se presentó un atentado contra la vida de la profesora de la Universidad de Antioquia Sara Fernández, una feminista comprometida con la defensa de las universidades públicas, los derechos de las mujeres y la equidad de género. Sara es secretaria de la asociación de profesores ASOPRUDEA, integrante de la Mesa Amplia de Profesores en Defensa de las Universidades Públicas y Presidenta de la Red Universitaria por la Equidad de Género. Además, es una activa participante de programas y actividades de CLACSO.

Rechazamos este atentado y nos solidarizamos con la familia, amigos y colectivos que acompañan a nuestra compañera en la lucha por su vida.

Las Universidades Públicas son un espacio vital para la construcción de sociedades democráticas e incluyentes. Las prácticas educativas que en ellas acontecen enriquecen la dinámica social; aportan al fortalecimiento de los procesos económicos, políticos y culturales que propenden al mejoramiento de las condiciones de vida digna de la población; y contribuyen a la formación democrática de nuestras juventudes. En CLACSO valoramos y reconocemos los inmensos esfuerzos que en esta dirección hacen las organizaciones profesorales y estudiantiles.

Exhortamos al Gobierno nacional y demás instituciones del Estado colombiano a actuar para detener los crímenes de los que viene siendo víctima la comunidad educativa, identificando y castigando a sus responsables, protegiendo efectivamente la vida de los y las amenazadas y en riesgo y garantizando la plena vigencia de los Derechos Humanos en los espacios universitarios. De igual manera, exhortamos a los gobiernos locales y departamentales a respetar la autonomía universitaria y retirar los protocolos que autorizan el ingreso de la fuerza pública a los campus.

Como comunidad académica manifestamos nuestra preocupación por la reticencia del Gobierno Nacional a reconocer la existencia de un patrón sistemático de asesinato y violaciones de los DD.HH. de los líderes y lideresas sociales en Colombia, que se expresan, entre otras cosas, en el reciente desconocimiento del informe del relator de Derechos Humanos de la ONU.

Convocamos a la comunidad internacional y a la red de Centros CLACSO de América Latina y el Caribe a acompañar a las personas y colectivos perseguidos y a rechazar la grave situación que vive todo el país.

Comité Directivo y Centros Miembros de CLACSO (Colombia)