En las últimas décadas, América Latina y el Caribe vivieron momentos de convulsión e inestabilidad política que pusieron de manifiesto las limitaciones y los problemas estructurales del Estado y del régimen democrático. Asimismo, la región vivió una irrupción y creciente protagonismo de movimientos de protesta de diverso tipo y formato, que expresaron emergencias y persistencias respecto a momentos anteriores. Este panorama invita a indagar acerca de los rasgos que caracterizan a los movimientos y acciones de protesta social en sus vínculos con los cambios políticos, con la democracia y con las transformaciones en la configuración de las relaciones entre Estado y sociedad en el siglo XXI.

Cierre de inscripción: 14 de septiembre de 2020